Objetivos no, beneficios sí: mindfulness con género

Pensamos y vivimos la vida intentado alcanzar metas, objetivos y mientras tanto, la vida está ahí, entera para vivir la experiencia, consciente, sin reaccionar, dando la mejor respuesta posible a cada situación