La práctica de Mindfulness no es relajación: mindfulness con género

No buscamos la relajación, aunque a veces pueda suceder. Buscamos generar y acceder a recursos que nos ayuden a conectar con el presente, porque cuando estamos en situaciones de estrés la mente, los pensamientos suelen estar desbocados, suelen ser repetitivos proyectando un futuro nefasto que en realidad no existe o reviviendo el pasado de manera compulsiva.

La práctica de Mindfulness es acogedora

La práctica de Mindfulness siempre te recibe con los brazos abiertos, siempre estará disponible, sin reproches, sin juicios. Solo tienes que hacer un hueco en tu vida para estar contigo, sin querer conseguir nada, sin querer demostrarte nada. No eres mejor ni peor si practicas

Poniéndote en el centro de tu vida: mindfulness con género

uidamos con amor a nuestras hijas e hijos, cuidamos de nuestros padres, madres, pareja, amistades, suegras, suegros. De una u otra manera pensamos en ellos, estamos pendiente de ellos. Y esto está bien. Sin embargo, no puede suceder a costa de nuestra salud, a costa de nuestro equilibrio, a costa de nuestra plena existencia.

Aún no se lo he dicho a mi jardín

El tiempo vivido plenamente. A Pia contemplar el jardín le ayuda a reconocer–Se en el cambio, en lo impermanente, en lo inevitable que queremos dejar siempre para después.

Volver a casa: mindfulness con genero

Volvemos a la casa de nuestro cuerpo, volvemos a ese espacio – tiempo, que es solo para ti, donde puedes notar cada respiración, cada latido, cada sensación.

MBSR: Mindfulness como un camino ético

Mindfulness es un camino ético que abarca la experiencia vital tal y como es, momento a momento.

Trabajando con la Ira: mindfulness con género

Hacía tiempo que no me encontraba cara a cara con esta vieja amiga, la ira. Hacía tiempo que no me sentía vapuleada, sometida, enganchada de cuerpo y mente a esta emoción tan desagradable. Sí, soy profesora de Mindfulness y enseño el programa MBSR para la reducción de estrés. Y sí, siento todas las emociones y a veces como voy a contarte me arrastran vertiginosamente a ese pozo oscuro del que cuesta salir.

Un canto a la vida: mindfulness con género

Sentir que estás viva, significa recibir el día desde el agradecimiento por ese nuevo amanecer. Darte cuenta de que respiras o mejor dicho, acompañar a tu cuerpo cuando respira para maravillarte una y otra vez de ese hilo tan delicado e importante que te mantiene unida a la corriente vital.

Me contagié de Covid 19: mindfulness con género

Soy instructora de Mindfulness y profesora del programa MBSR de Mindfulness para la reducción de estrés. Después de las fiestas navideñas me contagié con el Covid-19 y empecé a formar parte de esas cifras de personas contagiadas que, hasta entonces, veía publicadas en el periódico o escuchaba en el telediario.

Afrontando la muerte con Mindfulness

Vivimos alejados de la muerte en el sentido de que no la asumimos como una parte natural de la vida, del estar viva. Y mindfulness nos invita a estar con la experiencia de la vida