Yoga en la práctica de mindfulness

En concreto cuando utilizamos posturas sencillas de Hatha Yoga que tienen, probada eficacia para cuidar de los músculos y articulaciones y, de las que sabemos, que realizadas desde las actitudes de mindfulness pueden ofrecer un espacio de cuidado y de entrenamiento de la atención plena, lo que hacemos es explorar el cuerpo de una manera muy similar a como lo hacemos en las posturas de quietud. Podríamos decir, que, en realidad seguimos meditando y que la práctica meditativa de atención consciente y amable al cuerpo continúa

Una mirada apreciativa: mindfulness con género

La práctica de la consciencia amable es una invitación constante a reconocer, a sentir, a la presencia. Cuando estas cualidades aparecen juntas, es muy probable que surja una mirada apreciativa que sea capaz de reconocer la belleza, lo bueno, lo amable, lo milagroso de muchos instantes que transcurren en nuestra vida.

No saber: mindfulness con género

Hubo un momento en mi vida en el que abrí espacio para el no saber. Atrás quedaron los días de seguridad, de creerme invencible, aunque por dentro temblara de miedo. El no saber, se abrió paso con rapidez, como si siempre hubiese tenido la puerta abierta.

Tu Red Neuronal por Defecto: mindfulness con género

¿Sabías que cuando no eliges prestar atención, tu mente se encuentra paseándose tranquilamente por la RND (La Red Neuronal por Defecto)? Cuando empezamos a meditar tomamos consciencia de toda esa actividad de la mente que en forma de pensamientos nos bombardea. Es una mente que divaga, que se mueve a veces muy rápido de un pensamiento a otro

Una mente espaciosa: mindfulness con género

Cuando has saboreado esa mente espaciosa, amplia y clara sabes que es posible. Ya no son palabras bonitas que lees o que escuchas de alguna persona. Sabes por tu propia experiencia que es posible, que tu mente tiene la facultad de ampliarse, de clarificarse de ser bella y llenarse de amor.

¿Para qué meditar?

Meditar, requiere tiempo, dedicación, voluntad e intención y, quizás, renunciar a alguna otra cosa que podrías hacer en ese momento. Sin embargo, muchas personas meditamos, somos muchas personas las que cada día o varias veces a la semana, o quizás en algún retiro, decidimos y elegimos entre otras muchas cosas, sentarnos en silencio a meditar.

Reflexiones sobre el silencio

Hoy quiero escribir sobre el silencio, porque este fin de semana he tenido la oportunidad de experimentarlo de nuevo y de reflexionar sobre ello en el retiro que tuvimos en Ávila sobre las claves de mindfulness para una vida consciente. Me surgen preguntas sobre el silencio: silencio de quién, silencio de qué y silencio para qué. Preguntas potentes que voy a intentar responder, siempre desde mi experiencia personal y también compartiendo reflexiones de otras personas que también han experimentado ese silencio.

El déficit de atención como forma de vida: mindfulness con género

Nos estamos convirtiendo en la sociedad de la mente hiperactiva, todo el día activada, saltando muy deprisa, de un lado a otro, incapaz de permanecer 20’ en silencio centrada. Mindfulness como sabes, es una capacidad innata de nuestra mente -corazón. Es la capacidad de ser plenamente consciente momento a momento. Es la capacidad que nos permite vivir de verdad cada momento con todos los sentidos, incluida la propia mente.

Las cosas más mágicas duran instantes

¿Te has fijado que las cosas que solemos calificar como mágicas, increíbles, preciosas, bellas, etc., duran tan solo unos instantes? La presencia momento a momento nos permite darnos cuenta de que la vida son Instantes, pequeños momentos que aparecen y se desvanecen.

Notar la reactividad hace que podamos dejar de nutrirla

Cuando notamos la reactividad de la mente, podemos dejar de nutrirla. Esta es la magia de mindfulness, aunque como sabes, no existen varitas mágicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies