Tu Red Neuronal por Defecto: mindfulness con género

¿Sabías que cuando no eliges prestar atención, tu mente se encuentra paseándose tranquilamente por la RND (La Red Neuronal por Defecto)? Cuando empezamos a meditar tomamos consciencia de toda esa actividad de la mente que en forma de pensamientos nos bombardea. Es una mente que divaga, que se mueve a veces muy rápido de un pensamiento a otro

Una mente espaciosa: mindfulness con género

Cuando has saboreado esa mente espaciosa, amplia y clara sabes que es posible. Ya no son palabras bonitas que lees o que escuchas de alguna persona. Sabes por tu propia experiencia que es posible, que tu mente tiene la facultad de ampliarse, de clarificarse de ser bella y llenarse de amor.

¿Para qué meditar?

Meditar, requiere tiempo, dedicación, voluntad e intención y, quizás, renunciar a alguna otra cosa que podrías hacer en ese momento. Sin embargo, muchas personas meditamos, somos muchas personas las que cada día o varias veces a la semana, o quizás en algún retiro, decidimos y elegimos entre otras muchas cosas, sentarnos en silencio a meditar.

Reflexiones sobre el silencio

Hoy quiero escribir sobre el silencio, porque este fin de semana he tenido la oportunidad de experimentarlo de nuevo y de reflexionar sobre ello en el retiro que tuvimos en Ávila sobre las claves de mindfulness para una vida consciente. Me surgen preguntas sobre el silencio: silencio de quién, silencio de qué y silencio para qué. Preguntas potentes que voy a intentar responder, siempre desde mi experiencia personal y también compartiendo reflexiones de otras personas que también han experimentado ese silencio.

El déficit de atención como forma de vida: mindfulness con género

Nos estamos convirtiendo en la sociedad de la mente hiperactiva, todo el día activada, saltando muy deprisa, de un lado a otro, incapaz de permanecer 20’ en silencio centrada. Mindfulness como sabes, es una capacidad innata de nuestra mente -corazón. Es la capacidad de ser plenamente consciente momento a momento. Es la capacidad que nos permite vivir de verdad cada momento con todos los sentidos, incluida la propia mente.

Las cosas más mágicas duran instantes

¿Te has fijado que las cosas que solemos calificar como mágicas, increíbles, preciosas, bellas, etc., duran tan solo unos instantes? La presencia momento a momento nos permite darnos cuenta de que la vida son Instantes, pequeños momentos que aparecen y se desvanecen.

Notar la reactividad hace que podamos dejar de nutrirla

Cuando notamos la reactividad de la mente, podemos dejar de nutrirla. Esta es la magia de mindfulness, aunque como sabes, no existen varitas mágicas.

Habla compasivamente: mindfulness con género

Hace años, yo sentía que tenía “la escopeta verbal siempre cargada”, siempre dispuesta para una réplica rápida, certera, punzante, siempre con alguna idea de quedar por encima, o directamente tener la razón. Desde que me acerqué a esta disciplina de la consciencia, a esta nueva manera de vivir, muchas cosas han ido cambiando, pero quizás una de las más evidentes sea, la manera de hablar y mi capacidad de escucha.

Detenerse en un mundo que va muy deprisa

La práctica de mindfulness, su entrenamiento para aplicarlo a la reducción de estrés, al autocuidado, a la gestión del dolor físico y emocional, a las relaciones familiares, al crecimiento personal, es más comparable a una carrera de fondo. Cuando entramos en una formación no se nos dice que vayamos a obtener una varita mágica, ni si quiera una herramienta concreta que aplicar en un caso concreto, no. Lo que obtenemos es sabiduría, y la sabiduría requiere tiempo, requiere compromiso y calma

Diferencias entre mindfulness y la meditación: mindfulness con género

Mindfulness incluye la meditación formal y la práctica informal de vivir cotidianamente momento a momento con esa intención y con esa actitud de no juicio.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies